La anécdota del señor que en un remate no lograba vender un viejo violín, dice que un asistente tomó el instrumento y en lugar de explicar la fecha de fabricación del mismo, los famosos músicos que lo tocaron, el luthier que lo reparó y las piezas músicales que en él se ejecutaron, simplemente se puso a tocarlo ante un grupo de potenciales compradores que, sin más, explotaron de júbilo consumista.

Ese es un viejo y simpático cuentito de la estrategia publicitaria. Ahora bien, lo que acabo de cruzarme en Adsoftheworld.com es la estrategia opuesta. Un espanto tan real como triste. Rompiendo con el paradigma de la familia felíz reunida frente a la televisión, The Brandon Agency nos vende un servicio de TV digital a través de una horrorosa familia del Siglo XXI y con un lema de dudosa civilidad: Stop your world. Watch the rest of it (Para tu mundo. Mira el resto de él).

El resto de los tres avisos que componen la campaña: acá.

¿te gustó? ¡compartilo!
  • Google Buzz
  • Twitter
  • Facebook
  • BarraPunto
  • Digg
  • del.icio.us
  • Bitacoras.com
  • Netvibes
  • Wikio
  • Technorati
  • Identi.ca
  • StumbleUpon
  • Reddit

Related Posts

  1. Al final Google quiere vender Chrome por TV
  2. Cómo abrir aún más la brecha entre Internet y Televisión